Ante escalada de conflictos, Arce abroga ley y sus aliados amenazan

Ante la escalada de conflictos que vive el país y después de seis días de paro indefinido, el presidente Luis Arce abrogó anoche la Ley 1386, pero sus aliados amenazaron con salir a las calles si no se normaliza todo desde el lunes. 

El presidente retrocedió en la aplicación de la Ley 1386 de Estrategia de Lucha Contra las Ganancias Ilícitas tras seis días de movilización en ocho regiones y con mayor intensidad en Potosí y  Santa Cruz. 

En tanto, que los gremiales y transportistas movilizados rechazaron reunirse ayer con los ministros. A ello se suma que sectores que se mantenían al margen como los choferes de Cochabamba dieron un plazo.

“Nadie está arremetiendo contra el Gobierno, sino que el transporte está en contra de leyes que afectan su tranquilidad y que están en contra de la Constitución”, dijo el dirigente del transporte José Orellana.

La decisión se tomó luego de que los ministros se desplazaron a los nueve departamentos para reunirse con  sectores afines al MAS que tenían observaciones  a la norma.

“Nosotros escuchando las demandas hemos tomado la decisión de abrogar la Ley 1386 a objeto primero de allanar el camino para que no exista el pretexto para seguir enlutando, maltratando y paralizando la economía”, declaró Arce.  

“Todo lo que ha pasado está generando miedo, zozobra, incertidumbre, producto, justamente, de que hay sectores que tienen otros intereses que los que marcan las inquietudes de los sectores sociales. Por eso, nosotros ya no queremos más luto, más zozobra, más dolor”, afirmó. 

El mandatario abrogó la ley en un acto en la Casa Grande del Pueblo acompañado por representantes del Pacto de Unidad y la COB.    

Arce centró su mensaje en la reactivación económica y en denunciar una agenda para repetir la crisis de 2019. 

Los sectores aliados al MAS amenazaron con salir a las calles si no se levantan los bloqueos.  El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, aseveró que el objetivo del conflicto es político. 

“El objetivo no son las leyes, el objetivo es desestabilizar a nuestro gobierno, el objetivo es dar un segundo golpe de Estado y el pueblo no lo va a permitir. Las organizaciones sociales estamos en estado de emergencia, estamos listas para salir a las calles, pero no para ir a confrontar”, afirmó. 

“Nosotros vamos a pedirle que deponga su actitud a la derecha, si en caso que hasta el día lunes no levanta su paro, nos obliga, nosotros con nuestras propias manos vamos a desbloquear”, dijo el ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos, Eber Choquehuanca. 

Canciller y cívicos definirán si siguen las medidas

La Cancillería del Estado denunció ante la comunidad internacional que partidos políticos de oposición, comités cívicos y plataformas promueven deliberadamente una campaña de desinformación sobre el contenido de la Ley 1386.

El comunicado fue leído ayer por el canciller Rogelio Mayta, quien indicó que dicha ley es el resultado del esfuerzo del gobierno nacional para cumplir con los compromisos internacionales asumidos por Bolivia, respondiendo a los lineamientos del Grupo de Acción de Financiera Internacional (GAFI).

Cívicos 

El presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Rómulo Calvo, dijo tras la abrogación de la Ley 1386 que los bloqueos se mantienen y pidió reforzarlos. “Nuestra lucha de unidad comenzó a dar sus frutos, no hemos terminado nuestra lucha continúa, el pueblo cruceño sigue en paro. Mañana recién tendremos reuniones con los diferentes sectores y tomaremos definiciones; los esperamos en el Cristo”, dijo. 

El Comité Cívico de Potosí (Comcipo) anunció que este domingo definirá las acciones.Su dirigente Juan Carlos Manuel le pidió al presidente que gobierne para todos, no sólo para el MAS. 

Empresarios 

La Federación de Empresarios de Potosí expresó su satisfacción  y felicitó al presidente Luis Arce por la abrogación de la ley. 

Compartir