Vocero presidencial habla de una especie de triunvirato Evo-Arce-Choquehuanca, y el MAS repudia esa idea

El vocero presidencial, Jorge Richter, dijo que a partir del supuesto golpe de Estado, y de las elecciones del año pasado, el MAS tiene una especie de triunvirato conformado por el exmandatario Evo Morales, el presidente Luis Arce Catacora y el vicepresidente David Choquehuanca. Esas declaraciones generaron repudio dentro del MAS.

Lo que ocurrió en el Gobierno, dijo el vocero al programa No mentirás, de la Red PAT, es que “si utilizamos una pedogogía o didáctica sanitaria, que es lo que vemos todos los días, ha sucedido una mutación del centro de gravedad del poder popular. De 2006 a 2019 estaba concentrado exclusivamente en la persona de Evo Morales Ayma”.

Complementó que si se hablara en términos de porcentajes, se dividirían en porciones iguales de algo más del 33%. “Es un poder horizontal”.

El vicepresidente del MAS, Gerardo García, criticó esas declaraciones. “No hay tal, no coincido con esas declaraciones de ninguna manera. La dirección política del MAS es una sola. Si alguien piensa así está equivocado. Siempre estamos rearticulando, las nuevas ideas que vayan en contra de eso no van a funcionar. Nosotros somos una sola dirección, y reformularemos nuestros estatutos en breve en ese sentido. Evo Morales es el presidente de la dirección política del partido”.

El diputado Rolando Cuéllar, también descalificó la declaración de Richter. “No es así. El MAS y el pueblo boliviano votaron por Lucho y David. En este momento ellos son presidente y vicepresidente de nuestro país y están unidos. Este viernes se inauguró la escuela de formación política, ambos impulsan la formación de nuevos cuadros, no hay fragmentación. El compañero Evo es el presidente nacional del MAS hasta que haya un congreso nacional ordinario, cuando termine esta pandemia, y ahí decidirán las bases”.

El expresidente de la Cámara Baja, Víctor Borda advirtió que “no coincide con esas declaraciones. Lamentablemente él (Richter) es vocero del Gobierno, no del MAS. Nunca ha hecho vida orgánica, política. No tiene una armonía con los principios ideológicos y políticos de nuestro partido. Para nosotros hay una sola corriente, que es el proceso de cambio. El líder histórico es Evo Morales, pero eso no significa que no estemos abiertos a que hayan nuevos liderazgos”, explicó.

“No hubo migración”

Richter no cree que se hubiera generado una migración del poder. Es decir, que Evo Morales perdió apoyo y ese apoyo se fue a Luis Arce en las pasadas elecciones. “Si usted prefiere, el 100% del poder estaba en manos de Morales, hoy en día, ese porcentaje se divide entre tres. Por eso le digo, es un poder compartimentado, ese es el centro de gravedad del poder popular en el país. Tres personas, eso también ha mutado y cambiado dentro del MAS y en el movimiento social en Bolivia. No es menor ese dato porque significa que no se tienen los poderes absolutos dentro de un mismo partido”.

Al mismo tiempo, advirtió que «hay que aprender a vivir y a avanzar sin que se produzca una fisura en ella para que el proyecto popular siga siendo viable y tan consistente como lo es ahora”.

Destacó que Evo Morales, hoy, comparte el poder. “Tenemos a un presidente del Estado y no está pintado en la pared. Es un presidente que dirige, que decide y lidera el proceso de gestión gubernamental del país. Y Evo Morales es un hombre que hace acción política en el país, que opera con esa base enorme de movimientos sociales. El vicepresidente también opera así, sobre la corporatividad social y popular del país que son las organizaciones distintas que hay. Cada uno tiene sus áreas de incidencia muy marcada”.

Para el vocero, el supuesto golpe reacomodó la estructura del poder popular. “Arce y Choquehuanca le deben parte de su poder al golpe. Si a ambos usted les pregunta si se imaginaban en noviembre de 2019 que iban a ser los próximos mandatarios del país, le responderán que ni se les hubiera pasado por la mente. Lo sucedido en noviembre generó y potenció liderazgos que sin esos eventos, podrían haber estado en lista de espera por varios años después”.

Compartir