Tres niños mueren calcinados en Trinidad: Falta de agua en la zona impidió sofocar el incendio

Tres menores de edad fallecieron este lunes, calcinados, tras incendiarse la casa de madera donde se encontraban solos en Trinidad, informó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Beni, Juan Carlos Robles. Según declaración de los vecinos, no se pudo controlar el incendio a tiempo por la falta de agua en la zona.

El incendio fue reportado al promediar las 7:00. Bomberos y la Policía acudieron al lugar, pero el fuego consumió casi todo. Las víctimas son tres hermanos: un niño de dos años y dos niñas de entre ocho y 11 años. 

“El Ministerio Público realizó el registro en el lugar del hecho, colectó y secuestró indicios materiales, procedió con el levantamiento legal de los cadáveres de los tres niños: dos mujeres y un varón, además se realizaron entrevistas testificales, autopsia médico legal que determinó como causa de muerte anoxia anóxica, edema pulmonar acarminado, asfixia química de intoxicación por monóxido de carbono – carbonización”, informó el fiscal departamental, Ruthiar Vásquez en un boletín.

Según la declaración de los vecinos a los medios locales, la gente no pudo sofocar el incendio porque en el barrio no hay agua, por lo que tuvieron que llamar a la Policía y a los bomberos.

“Salía humo negro y nosotros corrimos a socorrer, pero cuando llegamos a la casa ya no se pudo hacer nada, porque las llamas habían envuelto la casa y todo se había incendiado. Aún aguardábamos que no hubiese nadie en la casa, porque estaba con candado”, relató una de las vecinas.

De acuerdo con testimonios de los vecinos, durante el siniestro no se escuchaba ruido o movimiento en el interior de la vivienda.

El Ministerio Público investiga el caso tipificado como un triple infanticidio. La principal sospechosa es su madre, Y. M. C., de 27 años, que aguarda su audiencia cautelar y quien habría dejado a sus hijos encerrados en una habitación con un mechero o vela encendida para compartir bebidas junto a la abuela.

Compartir