Ocho militares, en la justicia ordinaria

579552469a386.r_1469403728492.0-0-800-415Ocho militares fueron procesados por la justicia ordinaria por diversas denuncias. El último caso es el del general Fernando Zeballos, que fue aprehendido por estar implicado, presuntamente, en la construcción irregular de ocho puestos militares con recursos del programa Bolivia Cambia, Evo Cumple. Existen otros siete casos, que algunos de ellos fueron dados de baja.

Zeballos fue comandante del Ejército y en mayo de 2014 asumió el Viceministerio de Defensa. Ahora, el militar está investigado por la Fiscalía por supuestas irregularidades en la construcción de dos puestos militares ubicados en el norte de La Paz y otro en Tarija, que presuntamente están inconclusos. Zeballos, según el fiscal Ángelo Saravia, firmó los contratos de construcción de nueve puestos cuando era parte del Alto Mando Militar.

Otro caso reciente es el del sargento Yerson Patzi y el subteniente Saúl Oropeza, que fueron dados de baja en febrero y enviados a la justicia ordinaria acusados por la muerte de un chofer que participaba en un bloqueo en Tambo Quemado, Oruro.

Caso de Tambo Quemado
Sobre este caso, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, explicó que los militares que actúen sin orden superior y cometan delitos penales serán enviados a la justicia ordinaria.
“En este caso, en ningún momento esta acción lamentable ha sido fruto de una orden de nuestras Fuerzas Armadas, ni de la Policía de intervenir, ya sea que estaban bebiendo juntos o lo que sea, ha sido un hecho fortuito”, explicó Ferreira.

El exviceministro de Transportes, general Edwin Marañón Gamboa, fue denunciado en 2012 ante la Fiscalía por el supuesto ascenso irregular al grado de general de cuatro coroneles que tenían antecedentes y procesos sumariales.

Este caso fue atendido por la justicia y no hubo sentencia en contra de Marañón, que luego fue desafectado como viceministro de Transportes.
En 2010, las Fuerzas Armadas pusieron a disposición de la justicia ordinaria al teniente coronel Roberto Quiroz y los subtenientes John Henry Rojas Catacora, Gustavo Cardozo Mejía y José Luis Copa Flores, para que sean investigados por la supuesta tortura a un conscripto en Challapata

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *