Ministro Arce considera «muy grave» mensaje de Bachelet sobre fallo de La Haya por demanda marítima

arce_0El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce, consideró «muy grave» el mensaje de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, sobre un posible incumplimiento del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en caso de que la sentencia de la demanda marítima sea favorable a Bolivia.

«La presidenta de Chile da a entender que su país no cumplirá un fallo favorable a Bolivia en La Haya. Muy muy grave», remarcó en su cuenta oficial de Twitter.

Según la entrevista concedida a la televisión argentina, Bachelet dijo que «no es posible obligar a dialogar para negociar entrega de soberanía», delegando los puntos de encuentros, respecto a la aspiración marítima boliviana, a las etapas del proceso de la demanda en la Corte Internacional de Justicia en La Haya.

Arce, que es parte del equipo jurídico boliviano de la demanda marítima contra Chile ante la Corte de La Haya, se refirió a las declaraciones de la mandataria chilena que, en el marco de la Cumbre de jefes de Estado del Mercado Común del Sur (Mercosur) y Estados Asociados, que se realizó en Argentina, descartó la posibilidad de que su país pueda sentarse a dialogar para negociar con Bolivia un acceso soberano a las costas del Pacífico.

El Gobierno del presidente Evo Morales ratificó en reiteradas oportunidades que Bolivia confía en una decisión favorable de la CIJ respecto a la demanda marítima, por los argumentos sólidos que planteó en su demanda.

Bolivia instauró el 24 de abril de 2013 una demanda contra Chile ante la CIJ para que cumpla los ofrecimientos que hizo a lo largo de la historia, de negociar una salida soberana al Pacífico, que le arrebató tras una invasión y guerra en 1879.

Una vez presentada la demanda, la administración de Bachelet objetó la competencia de ese tribunal internacional para conocer la causa, pero en septiembre de 2015, los jueces rechazaron el recurso y reafirmaron jurisdicción sobre el caso que ahora se sustancia.

Compartir