La OMS alerta de insuficientes donaciones de vacunas para junio y julio

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió ayer que pese a las promesas de donaciones de vacunas anticovid para el sistema de distribución internacional Covax, hay pocas para junio y julio, lo que amenaza las campañas de vacunación.

Según Bruce Aylward, encargado de Covax en la OMS, algunos Estados se comprometieron a donar 150 millones de dosis para compensar problemas de suministro existentes.

“Es un magnífico punto de partida, pero el problema es que muy pocas (dosis) son para el período de junio y julio, con lo que va a faltar suministro a los países que vacunan contando con Covax”, dijo a la prensa en Ginebra.

El responsable explicó que, para vacunar de 30 por ciento a 40 por ciento de la población mundial este año, habrá que inmunizar al menos a 250 millones de personas antes de fines de septiembre, lo que requiere centenares de millones de dosis, pues la mayoría de las vacunas anticovid necesitan dos dosis.

Para Aylward, los países donantes deben acelerar sus entregas, ya que, si los receptores no reciben las dosis en el momento adecuado, están “destinados al fracaso” pues “no podrán comenzar la distribución, dar confianza a las comunidades, y construir sus sistemas”.

“No tenemos suficientes dosis”, resumió el responsable de la OMS.

Covax, codirigido por la OMS, la Alianza para la Vacunación GAVI y la coalición para la preparación ante epidemias CEPI, se creó en junio de 2020 para garantizar una distribución equitativa de las vacunas anticovid, especialmente en los países de bajos ingresos a través de donaciones.

Si bien los países más desarrollados -Alemania, Francia, Nueva Zelanda y Japón, entre otros- se han comprometido a donar millones de dosis de vacunas que tendrán como excedentes de sus propios programas de inmunización, la mayoría ha dicho que las entregas a Covax se harán a lo largo de 2021.

“Donar las vacunas a finales de 2021 es muy tarde”, dijo Aylward a la prensa, un día después del anuncio de EEUU que donará 80 millones de dosis, de las que el 75 por ciento se distribuirán a través de Covax.

La carencia de vacunas en numerosos países entre los más pobres del mundo contrasta con los 2.000 millones de dosis administradas, con el 75 por ciento de ellas utilizadas en países ricos.

Covax ha hecho posible que la vacunación empezara en 38 países que, de otra manera, muy probablemente no hubieran puesto hasta ahora una sola dosis.

En los países de menores recursos solo se han administrado el 0,5 por ciento de las vacunas disponibles.

No obstante, Aylward reconoció que el interés internacional está concentrado en las vacunas, lo que ha causado que sea muy limitada la financiación que se ha recibido para dar acceso a los países de menores recursos a test de diagnóstico, oxígeno o a la dexametasona, el único fármaco recomendado por la OMS para enfermos de Covid hospitalizados.

Compartir