La Fiscalía ordena la aprehensión de la expresidenta Jeaine Añez y sus exministros

Este viernes, la Fiscalía ordenó la aprehensión de la expresidenta Jeanine Añez, además de sus exministros Arturo Murillo (Gobierno), Yerko Núñez (Presidencia), Álvaro Coímbra (Justicia), luis Fernando López (Defensa) y Rodrigo Guzmán (Energías), dentro de las investigaciones por el presunto ‘golpe de Estado’, el 2019.

De hecho, Guzmán ya fue aprehendido, la tarde de este viernes, según confirmó él mismo en breve contacto con ATB.

Guzmán confirmó que fue aprehendido cuando “caminaba por la calle” y reprochó que se procedió a esa acción cuando ni siquiera fue notificado por los delitos de sedición y terrorismo que pesan en su contra.

A finales del 2019, en medio de protestas sociales por un presunto fraude electoral, la policía decidió amotinarse exigiendo la renuncia del expresidente Evo Morales. Además, las Fuerzas Armadas “sugirieron” al exmandatario dimitir ante las crecientes protestas sociales.

Los hechos son calificados por el actual Gobierno y asambleístas del MAS como un “Golpe de estado”, por lo que se iniciaron procesos penales contra los presuntos responsables del hecho, entre jefes policiales, militares y hasta actores políticos, como Luis Fernando Camacho.

Dentro de las investigaciones por el caso, ya suman cuatro los exjefes policiales y militares con órdenes de aprehensión por el caso del presunto golpe: el excomandante de la Policía, Yuri Cakderón; el excomandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, general Sergio Orellana, quien salió del país a finales de 2020 rumbo a Colombia; el excomandante de la Policía, general Vladimir Yuri Calderón; y el excomandante de la Armada Boliviana, almirante Flavio Arce, quien ya fue imputado por los delitos de terrorismo y sedición.

Al respecto, Añez señaló que “la persecución política” de parte del MAS ha comenzado.

“La persecución política ha comenzado. El MAS ha decidido volver a los estilos de la dictadura. Una pena porque Bolivia no necesita dictadores, necesita libertad y soluciones”, reprochó.

Horas antes, ya había señalado que su Gobierno fue fruto de una sucesión constitucional y no un golpe de Estado.

“Es la práctica “socialista”, mienten sin ruborizarse, reescriben historias para justificar abusos. No fue golpe, fue sucesión constitucional debido a un fraude electoral. Renunciaron quienes no se atrevieron a recibir un país convulsionado ya que el principal responsable HUYÓ!” (sic), señaló.

Compartir