La Corte Suprema de Paraguay ratificó la extradición a EEUU de Kassem Mohamad Hijazi, el brasileño vinculado con Hezbollah

La Corte Suprema de Justicia de Paraguay confirmó la extradición de Kassem Mohamad Hijazi, un ciudadano brasileño de origen libanés requerido por la Justicia estadounidense bajo cargos de presunto lavado de dinero.

En una decisión con fecha 16 de junio y difundida este lunes, la Sala Constitucional de la alta corte resolvió “no hacer lugar” a una acción interpuesta por Hijazi, quien está bajo prisión preventiva en la Agrupación Especializada de la Policía Nacional, en Asunción.

Hijazi fue detenido el 24 de agosto del año pasado en la localidad de Ciudad del Este (sureste), bajo cargos de presunto lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

El detenido había presentado un recurso de reposición contra un auto dictado por la Sala Constitucional el pasado 6 de junio.

Esa instancia rechazó entonces «in limine» (sin estudio por no cumplir con los requisitos de forma) una acción de inconstitucionalidad impulsada por la defensa de Hijazi.

Ya el pasado 16 de mayo, el Tribunal de Apelación Penal en Delitos Económicos y Crimen Organizado había confirmado la orden de extradición dictada contra Hijazi el 12 de abril de este año por el juez de garantías José Agustín Delmás.

El operativo de captura de Hijazi fue liderado por el asesinado fiscal Marcelo Pecci, publicó entonces la Agencia de Información Paraguaya (IP). Pecci perdió la vida el pasado 10 de mayo en un atentado en Colombia, donde pasaba su luna de miel.

Justo el día de la operación de captura, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Kassem Mohamad Hijazi, Khalil Ahmad Hijazi y a Liz Paola Doldán, a los que acusa de desempeñar un papel en la corrupción en Paraguay.

Según Estados Unidos, Hijazi trabajaba como despachante en Paraguay desde al menos 2017 y es señalado como el presunto jefe de una organización de lavado de dinero basada en Ciudad del Este, fronteriza con Brasil y Argentina.

EFE

Compartir