Inspector de la Policía escoltó a Evo cuando regresó en 2020; hermano de Rojas cayó en Colombia por narcotráfico

El tercer hombre más importante de la Policía Boliviana, el inspector general, Alexander Rojas, se presentó y escoltó al expresidente Evo Morales cuando éste regresó de Argentina a su casa, en Cochabamba, el 14 de noviembre de 2020. Un año antes, las esposas de los policías pidieron su destitución por proteger a los grupos de militantes del MAS, que saquearon y quemaron módulos policiales en Sacaba.

“Hoy se ve muy claramente. El vínculo que tienen con el MAS les favorece para ser nombrados en esos cargos (Inspector General). Desde 2019 lo hemos denunciado a él (Rojas) y al actual comandante (departamental) de Cochabamba (Jhonny Corrales) por abuso de poder, proteger a los  grupos del MAS y reprimir a quien se les oponía. Con estos cargos los premiaron”, afirmó la representante de las esposas de policías de esa región, Ruth Ajacopa.

En los videos de   Radio Kausachum Coca (RKC), el 14 de noviembre de 2020, Rojas aparece como escolta de Morales, en medio del recibimiento que le dan los vecinos de la OTB Villa Victoria y los dirigentes del MAS. En las imágenes,  con un barbijo mal puesto, también está  Alfonso Mendoza,   ex comandante general de la Policía (2018), quien, vestido de civil, resguarda al expresidente en el escenario.

Minutos después, cuando Morales se dirige a su domicilio, Mendoza retiene al expresidente para darle un abrazo y  algunas indicaciones. Rojas toma una foto de ese estrechón de manos con su celular y luego  se une a la conversación; sin embargo, no logra ingresar al domicilio de Morales.

Mendoza falleció el 21 de enero de este año, luego de haberse contagiado   coronavirus. Junto a Rojas, el excomandante forma parte de una larga lista de altos jefes policiales que alababan la gestión de Morales y al mismo tiempo eran cuestionados por graves hechos de corrupción.

El actual comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, posesionó al Estado Mayor el 23 de noviembre de 2020, nueve días después del retorno de Morales. Como subcomandante designó a Juan Luis Cuevas y el tercer cargo más importante, Inspector General, recayó en Orlando Ponce. Alexander Rojas fue designado entonces como director nacional de Planeamiento y Operaciones.

El 20 de marzo de este año, en medio de la polémica y las denuncias de persecución judicial contra los policías por el amotinamiento de 2019 que originó la renuncia de Morales,   Ponce fue movido a un  cargo inferior, a comandante departamental de Santa Cruz, y Rojas asumió como nuevo inspector general.

Diez días antes de ese cambio, Omar Rojas,  hermano del inspector, fue detenido en Colombia junto con otras cinco personas, en un operativo internacional encabezado por la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos.

Todos son acusados de ser parte del grupo de supuestos narcotraficantes encabezados por  Jorge Roca Suárez, mejor conocido como Techo de Paja. Roca fue capturado en Perú, y es señalado por organizar una red que enviaba grandes cargamentos de droga al país del norte.

Amenaza  a esposas

Investigadas La representante de las esposas de policías de Cochabamba, Ruth Ajacopa, denunció que son perseguidas y amenazadas con proceso por las denuncias que realizaron contra jefes policiales.

Minimizan Página Siete buscó la contraparte con el  inspector general de la Policía, Alexander Rojas, pero no obtuvo respuesta en el Comando General de la Policía.

 

Compartir