Iglesia pide independencia judicial y trato humanitario para los detenidos

La Iglesia Católica pidió hoy independencia judicial y trato humanitario para los detenidos. 

“La justicia debe ser libre de toda presión y que actúe en el estricto marco de las leyes, que respete el principio de la presunción de inocencia y que, al mismo tiempo, vele por la dignidad de la persona y el trato humano a los detenidos”, manifestó el arzobispo de Santa Cruz monseñor Sergio Gualberti durante la homilía dominical.

Durante la misma también se instó a las autoridades deben escuchar “el clamor del pueblo que en estos días eleva sus voces porque la convivencia pacífica está en riesgo por la condición servil y las arbitrariedades de administradores de justicia”.

Durante su homilía dominical, dijo que espera pasos concretos que favorezcan el clima de paz y de libertad, indispensables para un ejercicio ecuánime de la justicia y para no distraer la atención ante el recrudecer de la pandemia, una situación alarmante que exige medidas urgentes y efectivas.

También recordó que este quinto domingo de Cuaresma, se celebra la Jornada de la Solidaridad en favor de inmigrantes y refugiados que llegan al país con tanta esperanza en búsqueda de unos días mejores para ellos y su familia.

Por ese motivo exhortó a la población a “acoger, proteger, promover e integrar” a esos hermanos y hermanas que inician una nueva vida en nuestra tierra.

Dijo que los problemas y sufrimientos que ellos tienen que enfrentar son varios y complejos, los trámites para la permanencia muy burocráticos y caros, la falta de trabajo, de atención a la salud y de acceso a la educación de niños y jóvenes, la discriminación y los prejuicios, la separación familiar y, de parte de algunos, las dificultades del idioma y de la comunicación.

Pidió ser generosos y no hacernos de la vista gorda ante tantos hermanos que están entre nosotros y que nos piden una mirada amiga, una palabra de aliento y una mano solidaria.

Compartir