Gobierno dice que no definió fecha del censo y que planteamiento del INE fue una sugerencia

Ante el anuncio del Instituto Nacional de Estadística (INE) de realizar el Censo de Población y Vivienda el 2024, el Ministerio de Planificación aseguró que sólo fue una sugerencia del director de esa entidad y no es una decisión del Gobierno central.

“Se tiene a bien aclarar que el Gobierno nacional no ha definido el año en que se realizará el censo. Por tanto, el planteamiento efectuado por el INE es una sugerencia”, señala el comunicado que publicó esa cartera de Estado a través de sus redes sociales.

El director del INE, Humberto Arandia, adelantó que el censo se realizará el 2024 ya que la preparación de la actividad tomará por lo menos tres años. Este hecho ocasionó protestas en varias regiones del país, incluso anunciaron movilizaciones.

“Lo que estamos imponiendo aquí en el INE es un plazo técnico muy reducido. Estamos hablando de 2024 si sólo se dan las condiciones financieras, logísticas y técnicas aprobadas, destacando que este proyecto censal es un proyecto técnico, no es un proyecto de dimensión política como lo quieren hacer ver algunos conservadores y analistas”, dijo Arandia en conferencia de prensa.

En otra parte del comunicado señala que el cronograma de actividades con relación al Censo Nacional de Población y Vivienda deberá estar orientado a recuperar el tiempo perdido durante las gestiones 2019 y 2020.

Arandia responsabilizó al gobierno de Jeanine Áñez la postergación del censo y calificó como “una gestión perdida” la administración porque se registró el cambio de al menos cuatro directores en el INE, generando inestabilidad en el plantel ejecutivo y técnico de la entidad.

En ese contexto, las autoridades electas de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho y Jhonny Fernández, además de la dirigencia cívica de esa región adelantaron acciones frente a la postergación del Censo.

Hace una semana el INE informó que Santa Cruz, este año, alcanzará los 3.363.400 habitantes, es decir, 705.638 personas más que las que se registró en el censo de 2012, cuando se informó que el departamento contaba con 2.657.762 habitantes.

La protesta no sólo fue en el oriente, el presidente del Concejo Municipal de El Alto, Antioco Cala sostuvo que sería un grave atentado si se consolida la postergación.

“No creo que la población acepte la intención del Gobierno (de aplazar el censo)… ojalá esto sólo sea un discurso”, aseguró a medios locales.

El diputado de Comunidad Ciudadana (CC) Alejandro Reyes consideró que la postergación del censo es evitar la redistribución de escaños para las elecciones de 2025 y el esclarecimiento del padrón electoral y afectará económicamente a los municipios.

Compartir