Exjefe del narco mexicano niega el asesinato de agente de DEA

579559607b712.r_1469406694136.0-0-525-271Desde la clandestinidad, Rafael Caro Quintero, antaño uno de los narcotraficantes mexicanos más poderosos y prófugo desde 2013, negó haber asesinado a un oficial de la agencia estadounidense antidrogas, la DEA, pidió perdón por sus delitos y aseguró haberse retirado de la criminalidad.

Caro Quintero, de 63 años y que pasó 28 de ellos en prisión por el asesinato en 1985 del agente de la DEA Enrique ‘Kiki’ Camarena, concedió una entrevista publicada ayer por el semanario Proceso “en algún lugar del norte de México”, donde se oculta.

El excapo, originalmente condenado a 40 años de cárcel, fue liberado en agosto de 2013 por un tribunal de Guadalajara, que justificó la decisión con un tecnicismo jurídico, pero casi de inmediato se fugó tras conocer una orden de captura para extraditarlo a Estados Unidos.

En la entrevista, relata su vida en la clandestinidad, niega que haya vuelto a delinquir, critica la violencia del narcotráfico, que deja más de 100.000 muertos y desaparecidos en México, y asegura que desde niño fue amigo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán /AFP

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *