EEUU y México aprueban el uso de la de Pfizer-BioNTech

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos y México decidieron dar su visto bueno al uso de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNTech .

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) hizo pública el pasado viernes por la noche la aprobación de la vacuna para su uso de emergencia.

Momentos antes de su aprobación, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de México (Cofepris), mediante un comunicado, informó que tras revisar la documentación presentada por el laboratorio a fines de noviembre, uno de sus comités emitió “una opinión favorable de forma unánime, para su uso de emergencia”.

Estados Unidos es el sexto país, tras Arabia Saudí, Baréin, Canadá, México y Reino Unido, que autoriza el uso de la vacuna de Pfizer y la alemana BioNTech, que ha demostrado en pruebas clínicas con 44.000 voluntarios una efectividad del 95 % contra la Covid-19.

Con el acuerdo entre Pfizer y el Gobierno estadounidense, en el marco de la Operación Warp Speed para la obtención de terapias contra la covid en tiempo récord y que ha dedicado más de 10.000 millones de dólares a la vacuna anticovid, la farmacéutica proveerá 100 millones de dosis de su vacuna hasta marzo libre de coste para los estadounidenses.

El general Gus Perna aseguró que las primeras vacunas serán distribuidas en alrededor de 600 puntos de vacunación establecidos por los estados. Se prevé que este trabajo se realice  el lunes por la mañana y desde entonces se mantendrá “una cadencia de distribución constante” de vacunas para llegar a los 40 millones de dosis a final de este mes.

“Ahora mismo (las vacunas) están siendo empaquetadas y comenzarán a salir mañana por la mañana de las instalaciones de fabricación”, añadió el uniformado.

La atención de los medios de comunicación y el mundo, ayer, estaban puestas en las fábricas de Pfizer en Michigan y Wisconsin, donde se vieron los primeros camiones que deberán transportar los congeladores ultrafríos, que mantienen el suero a temperaturas de 70 grados centígrados bajo cero.

Hospitales en los 50 estados ya han preparado los gélidos arcones donde almacenarán parte de las 2,9 millones de dosis que se espera que se distribuyan en la primera semana y que serán destinadas primero a internos y trabajadores en residencias de ancianos.

NO EXISTEN LAS VACUNAS NECESARIAS

Se prevé que este primer lote de vacunas no sea suficiente para todos los estados, que tienen potestad en la distribución a los grupos prioritarios creados por los Centros de Control de Enfermedades. Se espera que la próxima semana se incorpore el conjunto de inmunizaciones autorizadas.

En Nueva York se espera vacunar a todos los residentes y empleados en domicilios de ancianos, para proceder inmediatamente después a inyectar al personal médico y de emergencias. 

Compartir