Departamento Pando, expuesto a la cepa Delta ante falta de control fronterizo

Las fronteras del departamento de Pando con Brasil y Perú están abiertas y carecen de controles para detectar casos  de coronavirus.

 A diferencia de los países vecinos, en estos puntos limítrofes bolivianos no exigen pruebas negativas a los  extranjeros, lo que sube el riesgo del ingreso de nuevas variantes de  covid,  alertan autoridades sanitarias locales.

El mayor temor es el ingreso de la variante Delta, detectada por primera vez en  India y considerada más agresiva y letal.  Según informó el pasado miércoles  la Organización Panamericana de la Salud (OPS), esta cepa  ya se encuentra en 14 países de América, entre ellos Brasil y Perú que comparten frontera con Pando.

“Lamentablemente en las fronteras de Cobija no están restringiendo el ingreso a nadie. Pueden entrar libremente ciudadanos de otros países. No hay ningún control en los aeropuertos ni en las terminales”, lamenta el presidente del Colegio Médico de Pando, Jhonny Choque.

Compartir