De la Cruz: Eso del golpe es un plan para que Arce renuncie y Evo sea restituido

El activista social y abogado alteño Roberto de la Cruz advirtió este domingo que eso de la teoría del golpe de Estado es un “plan maquiavélico que viene de la mano negra de Juan Ramón Quintana y Álvaro García Linera”, para lograr la renuncia de Luis Arce y David Choquehuanca y que Evo Morales sea restituido en el cargo.

Sostuvo que, desde el punto de vista jurídico, la sucesión presidencial de Jeanine Añez fue constitucional, aunque se haya producido bajo presión. Sin embargo, observa que el problema no es buscar justicia sino intereses político-económicos de transnacionales interesadas por el litio, la mina San Cristóbal, ingresar a la reserva natural del Tipnis, entre otros.

“Conociendo a Evo Morales, sospecho que primero busca hacer creer que su renuncia fue producto del golpe, luego armar el escenario jurídico para que Arce Catacora renuncie aduciendo temas de salud, le siga Choquehuanca, para que asuma el cargo el presidente del Senado Andrónico Rodríguez.

Estima que una vez en el cargo, Rodríguez haría consulta al Tribunal Constitucional Plurinacional para conocer si fue o no constitucional la gestión de Añez y como los magistrados “son comodines azules” fallarían por tachar de ilegal la sucesión presidencial de Jeanine Añez, manifestó.

Sostiene que con “esta movida política, por cierto, nefasta”, todos los actos jurídicos como la convocatoria de las elecciones, ampliación de fecha de las elecciones, designación de las autoridades del Tribunal Supremo Electoral y la misma convocatoria de las últimas elecciones subnacionales, quedarían nulos de pleno derecho.

Cree que detrás de todo este plan está la geopolítica internacional de Venezuela y Cuba y algunos intereses del magnate George Soros.

De la Cruz asegura que los aimaras de El Alto no apoyarán el “plan maquiavélico” ni defenderán al gobierno de Jeanine Añez, porque durante su gestión se incrustaron las logias cruceñas que le hicieron mucho daño al país, mientras el pueblo lucha cómo librarse de la pandemia.

Compartir