Crisis económica obliga al cierre de casi un centenar de tiendas en la zona franca de Cobija

DSCN3053El presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Pando (CICPANDO), Alfredo Opi, dijo que la recesión económica que atraviesa el departamento obligó al cierre de casi un centenar de tiendas en Cobija ya que las ventas cayeron en mas del 75%.

Se trata de la mayor crisis que vive la capital  pandina y el departamento en su conjunto después de varios años de crecimiento y bonanza económica. La devaluación de la moneda brasileña, el recorte de los presupuestos de las instituciones del Estado y el consecuente despido de miles de funcionarios han sido el detonante para que haya una recesión económica, la peor de los últimos 20 años.

“El efecto es grande para el comercio fronterizo de Cobija, estamos sufriendo doble crisis económica, situación que obligó a cerrar alrededor de 100 tiendas comerciales, y ahora con el aumento del salario mínimo que exige el gobierno para los trabajadores podría causar el cierre de muchas mas. Estamos muy preocupados, porque en vez de mejorar la situación del trabajador se van a generar varios despidos”, lamentó el representante de la CICPANDO.

Actualmente muchas empresas que tienen créditos en los bancos, compromisos con sus empleados y pagan altas sumas por concepto de alquiler, están obligados a reajustar su economía, en varios casos reduciendo salarios, otros despidiendo personal y en última instancia cerrando sus puertas, porque la crisis en vez de tener un repunte, cada vez más se va agudizando.

A consecuencia de la devaluación de la moneda braileña, el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y Zofra Cobija están siendo rebasadas por contrabandistas que internan productos sin registro sanitario desde el Perú y Brasil, para comercializarlos en la ciudad de Cobija.

Los alimentos de primera necesidad tales como el pollo, la carne, arroz, azúcar, aceite, yogurt además de otros como la cerveza, son los productos que se decomisan en mayor proporción cada día en los mercados,  puestos de ventas y tiendas de barrio en la capital pandina, pese a que los productos de primera necesidad no son susceptibles al pago por derecho de ingreso a zona franca y en consecuencia deberían ser mas baratos al no pagar nada.

Compartir