¿Es cierto que un británico es la primera persona curada del VIH?

prueba-vih-negativo_2901316“¡Al fin!: Un británico de 44 años, el primer ser humano que ha sido curado del VIH”. «Científicos curan al primer ser humano del sida». «Británico se cura por completo del VIH». Estos son algunos de los titulares que han estado circulando por la web y que con mucha osadía afirman que ya existe una cura para el virus de la inmunodeficiencia humana, más conocido como VIH. Pero, ¿es cierta esta noticia?

El origen de esta información es una nota publicada en «The Sunday Times» y titulada «Científicos británicos al borde de una cura del VIH». Como podemos ver, la misma fuente no indica lo que otros medios ya dan por seguro.

Según la nota original, un británico de 44 años es el primero de un grupo de 50 personas en ser sometido a un tratamiento experimental para rastrear y eliminar el VIH de todas las partes del cuerpo. Y los resultados iniciales parecen alentadores, ya que no se ha detectado el virus en la sangre.

No obstante, los investigadores involucrados han advertido que es muy pronto para decir que el tratamiento ha funcionado por completo y que las pruebas médicas durarán por los siguientes cinco años.

Sarah Fidler, especialista del Imperial College de Londres que participó en estos ensayos médicos, indica que los resultados parecen inicialmente prometedores pero que todavía hay un largo camino por seguir.

«Ha funcionado en el laboratorio y hay buena evidencia de que funciona en humanos también», explica la experta. «Pero hay que recalcar que estamos aún muy lejos de cualquier terapia real», agrega.

Las dificultades

¿Por qué es tan complicado curar el VIH? Según explicó a El Comercio el Dr. Elmer Huerta, especialista en salud pública, hay dos grandes dificultades para tratar el virus. En primer lugar, el VIH puede esconderse por largos periodos de tiempo dentro de las mismas células del organismo, impidiendo que los anticuerpos lo detecten.

El segundo problema es que el VIH cambia constantemente la estructura molecular de su cápsula, parte del virus que permite que los anticuerpos lo reconozcan. Esto significa que aunque salga de las células, el VIH puede cambiar -por así decirlo- su ‘identidad’ para pasar desapercibido.

«Debido a que (el VIH) cambia constantemente de cápsula no podemos tener una vacuna. Si yo fabrico un anticuerpo para una cápsula específica, afectará al virus. Pero si la cápsula está cambiando todo el tiempo, el anticuerpo que fabriqué no va a funcionar después», explica el experto.

Compartir