Cierre parcial de fronteras con Brasil: Para evitar “asfixia económica” se permitirá el paso por tres horas diarias

El Gobierno nacional determinó el cierre de la frontera entre Brasil y Bolivia ante el potencial incremento de casos de Covid causados por la variante brasileña o P1. La medida se aplicará desde las 00:00 de este viernes y se extenderá por un lapso de siete días.

Sin embargo, el ministro de Salud, Jeyson Marcos Auza, aclaró que se permitirá el paso de tres horas diarias en los puntos limítrofes, mientras duren las restricciones, acción que se aplicará para mitigar el impacto negativo en la economía de los municipios fronterizos que supone una aplicación de una medida como la que se comunicó este jueves.

«Conociendo las características de las poblaciones que existen en frontera, no se puede tomar medidas que asfixien la economía«, apuntó Auza.

Se estableció que el control en la frontera, mientras dure la apertura temporal por tres horas, deberá ser coordinado por los autoridades locales garantizando el cumplimiento de las medidas de bioseguridad y realizando la vigilancia médica respectiva.

Aplicación de PCR

El Ministerio de Salud dio a conocer el decreto supremo en el que se establece la obligatoriedad de la presentación de una prueba PCR en tiempo real para aquellos ciudadanos bolivianos o extranjeros que lleguen al país.

También se apunta que quienes lleguen al país deberán cumplir un aislamiento obligatorio durante 10 días y presentar una declaración jurada del lugar de estadía.

 

Compartir