Ataque suicida en Bagdad deja al menos 28 muertos y decenas de heridos

Al menos 28 personas murieron y varias decenas resultaron heridas este jueves, 21 de enero, en un doble atentado suicida contra un mercado en el centro de Bagdad, según ha informado el director del departamento de defensa civil, Kadhim Salman Bohan, en el lugar del suceso. 

El ataque, es el primero de esas características en los últimos años, supone un duro golpe para la capital iraquí que, a pesar de las convulsiones políticas, había logrado recuperar una cierta normalidad desde la derrota del Estado Islámico en 2017. Ningún grupo se ha responsabilizado de la matanza.

Foto Sabah ARAR / AFP, vía Getty Images

El atentado se produjo en el mercado al aire libre de la plaza de Al Tayarán, muy cerca de la conocida plaza de Tahrir de la capital. Yehia Rasool, el portavoz militar, explicó en un comunicado que dos suicidas se hicieron estallar cuando eran perseguidos por las fuerzas de seguridad en la zona de Bab al Sharqi y causaron víctimas entre los civiles, aunque no han precisado cuántos. 

Una fuente del Ministerio del Interior había cifrado en 17 los muertos, según los medios locales. La zona estaba especialmente concurrida tras meses de encierro a causa de la pandemia.

Este tipo de ataques suicidas se hicieron habituales durante el terror desatado por el Estado Islámico que en el verano de 2014 se hizo con el control de un tercio de Irak. Sin embargo, se desde su derrota territorial en 2017, Bagdad, una macrociudad de 10 millones de habitantes, casi había logrado olvidarse de ellos. El último, en junio de 2019, causó diez muertos entre los fieles de una mezquita en el este de la capital. El anterior, justo en el mismo mercado hace ahora tres años, mató a 36 personas.

A falta de que se aclare la autoría del ataque, algunos analistas iraquíes especulan con que sea fruto de la lucha de poder desatada por la convocatoria de las próximas elecciones, en principio fijadas para el próximo octubre. 

A pesar de su derrota, el Estado Islámico sigue atacando tanto a civiles como a miembros de las fuerzas de seguridad y de la coalición internacional que las apoyan, sobre todo en el norte del país y las zonas disputadas por el gobierno federal y el autónomo de Kurdistán. Según su órgano de propaganda, la agencia de noticias Amaq, el grupo llevó a cabo mil 422 ataques en Irak durante el pasado año que causaron 2 mil 748 muertos.

Compartir