Asignarán áreas pese a pueblos no contactados

no contactadosEl ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, negó ayer la existencia de un pueblo no contactado, probablemente Toroma, en la Amazonía, y ratificó que al menos 100 áreas de exploración hidrocarburífera en esa y otras zonas serán subastadas a fin de mes, en el IV Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) a realizarse en Santa Cruz.

Sánchez anunció en Palacio de Gobierno que en el Foro, a realizarse del 21 al 24 de noviembre, se ofertarán áreas de la Cuenca Madre de Dios, donde se cree que existen tres veces las reservas actuales de gas que tiene el país.

Consultado sobre cómo se trabajará en la Amazonía considerando que el año pasado incluso se tuvo que mover un campamento de exploración sísmica ante los indicios de la presencia del pueblo no contactado, el titular de Hidrocarburos minimizó el hecho y dijo que “(la información) de los pueblos no contactados ha sido una tergiversación de algunos medios”.

Acotó que lo más importante es que el país se convertirá en el centro energético, porque al encuentro llegarán los ocho secretarios más importantes de gas del mundo, así como 20 presidentes de las petroleras importantes con presencia internacional, por lo cual se prevé tener una gran oportunidad de promocionar las áreas con potencial hidrocarburífero.

“Si hablamos en el tema de negocios, va a ser la mayor promoción en los últimos años que pueda hacer el Ministerio, YPFB (…) La Cuenca Madre de Dios es una de las más grandes en reservas de Sudamérica y las debemos explotar cuidando a la Madre Tierra, cuidando los pueblos indígenas, haciendo consulta y participación, sacando licencia ambiental, cumpliendo absolutamente todo”, señaló.

INFORMES DE ALERTA

De acuerdo con informes y reportes fechados entre el 12 y 19 de septiembre de 2016, de la Central de Comunidades Indígenas Tacanas II Río Madre de Dios (CITRMD) y la empresa china BGP –contratada por la estatal YPFB–, en una zona de exploración sísmica en el Norte de La Paz hay señales de presencia de presuntos indígenas no contactados.

Los indígenas estarían en la zona del “Proyecto Adquisición Sísmica 2D de la Cuenca Madre de Dios del Área Nueva Esperanza”, donde se encontraron huellas de personas, ramas rotas, senderos abiertos y restos de alimentos.

Según los documentos, los indígenas –hombres, mujeres y niños– se manifestaron con gritos y voces.

Sobre la base de esos informes, el mes pasado el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, ratificó el hallazgo de esa comunidad aborigen, aunque precisó que desde su cartera de Estado no tenían “evidencia fehaciente”.

“En cuanto hubiera (prueba), nosotros trabajamos para hacer un proyecto que los beneficie (…). Es muy difícil trabajar con el pueblo no contactado”, aseguró entonces.

Compartir