Añez pasó la noche en celdas policiales y dice que su detención es una vergüenza

La expresidente Jeanine Añez pasó la noche en celdas policiales para los aprehendidos comunes y calificó su detención como “una vergüenza” porque el gobierno no respetó su condición de exmandataria, permitiendo que la incomuniquen de su familia.

Acusó a todo el MAS de estar detrás de su detención por un supuesto golpe, sin considerar que, para llegar al cargo de presidenta transitoria, “tuvo que esperar que todos renuncien y (el cargo) recaiga sobre mi”.

En efecto, a la dimisión y posterior huida de Evo Morales y Álvaro García Linera, se sumó la renuncia de la entonces presidenta del Senado Adriana Salvatierra, luego de su primer vicepresidente Rubén Medinaceli, ambos del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Ante el vacío provocado por los mismos senadores masistas, Añez asumió la presidencia del Senado en su calidad de segunda vicepresidenta del directorio.  

Añez dijo no conocer la hora de su audiencia cautelar para responder a cargos de terrorismo, sedición y conspiración, por el cual también fueron aprehendidos dos de sus exministros.  

La exmandataria detenida en horas de la madrugada en la ciudad de Trinidad, pidió a la ciudadanía hacer respetar las leyes porque esto “es una verdadera vergüenza” tomando en cuenta que se trata de una expresidenta constitucional.

En torno a las versiones de la supuesta detención de su hija Carolina, afirmó no saber nada por estar incomunicada de su familia, “además que mi hija no tiene nada que ver con todo esto; eso (de la detención) es un absoluto atropello”, afirmó.

Compartir