Alemania sufre dos hechos violentos más en un solo día

004908_600Al menos una persona ha muerto y 12 han resultado heridas ayer en la ciudad alemana de Ansbach, en el estado de Baviera, cuando un hombre sirio se ha inmolado junto a un céntrico restaurante.

La explosión sucedió a las 10 de la noche hora local (20:00 GMT) cuando los alrededores del establecimiento se encontraban llenos de gente debido a la celebración de un festival de música.

El único fallecido es la misma persona que llevaba el artefacto dentro de una mochila. Según la agencia AP se trata de un emigrante sirio de 27 años al que habían denegado el permiso de asilo. Las autoridades bávaras confirmaron que fue una explosión “provocada” dijo el portavoz del Ministerio del Interior de Baviera Michael Siefener.

Por el momento se desconoce si la explosión fue dentro o en las proximidades del restaurante, aunque la Policía ha desplegado un importante dispositivo de seguridad en toda localidad y un helicóptero sobrevolaba la zona.

En las inmediaciones de esta localidad de 40.000 habitantes se celebró el fin de semana un festival de música que atrae a bastantes visitantes. Las autoridades, como medida de precaución, han cancelado el evento, que se celebraba al aire libre, y han evacuado a las 2.500 personas que participaban en él.

OTRO ATENTADO Se trata del tercer atentado en una semana en el estado de Baviera. El último de ellos ha ocurrido también ayer cuando un refugiado sirio de 21 años ha matado con un machete a una mujer y ha herido a otras dos personas en Reutlingen, en el suroeste del país.

El viernes por la tarde un joven de 18 años, Ali David Sonboly, mató a tiros a nueve personas, la mayoría adolescentes, e hirió a otras 35 en un centro comercial de Munich.

Cuatro días antes, Alemania sufrió un ataque islamista cuando un refugiado afgano de 17 años atacó con un hacha e hirió de gravedad a varios pasajeros de un tren regional.

INVESTIGACIÓN La investigación de las autoridades alemanas ha revelado que Ali David Sonboly, autor de la matanza que costó la vida a nueve personas e hirió a 35, llevaba un año planeando una masacre. La Policía ha develado que el joven germano-iraní de 18 años adquirió la pistola con la que cometió el crimen a través de Internet.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *