Parlamento elige este jueves al Presidente de Cuba

Miguel Díaz-Canel_0La elección del Presidente de la República y otros altos cargos del Estado se realizará este jueves en Cuba, durante la sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), tal y como lo establece la Constitución aprobada en abril pasado.

La ANPP también elegirá a los miembros del órgano legislativo, así como su presidente, vicepresidente y secretario que ocuparán iguales responsabilidades en el Consejo de Estado. El Consejo de Estado representa a la ANPP entre uno y otro período de sesiones, ejecuta los acuerdos del Parlamento y cumple con otras funciones que la Constitución y la ley le atribuyen.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, precisa de mayoría absoluta en el voto de los diputados. Su reelección le otorga un mandato de cinco años prorrogable por otro lustro consecutivo, luego de lo cual no puede desempeñarlo nuevamente, refiere la agencia noticiosa.

La nueva ley electoral de Cuba fue aprobada en julio pasado y también se emitió el visto bueno de los diputados a la Comisión de Candidaturas Nacional, integrada por representantes de las más importantes y masivas organizaciones de la sociedad cubana.

La anterior Constitución, Díaz-Canel era presidente del Consejo de Estado y de Ministros, unificados en una sola figura a partir del artículo 74. Ahora, de acuerdo con la nueva Carta Magna, este Consejo será liderado por el presidente de la Asamblea que también será elegido este jueves, además del vicepresidente y secretario de la misma. Mientras, si se ratifica Díaz-Canel, pasa a ser presidente de la República.

El órgano del Consejo de Estado de la Constitución de 1976 tenía un presidente, un primer vicepresidente y cinco vicepresidentes. Al darse el cambio constitucional, se hace una reducción importante en el número de integrantes y queda bajo la dirección de la ANPP.

¿Por qué una sesión extraordinaria?

Para el politólogo cubano Arturo López-Levy, la razón por la que estas elecciones están enmarcadas en una sesión extraordinaria, y no constitutiva, se debe a que, en realidad, no se trata exactamente de un cambio institucional, sino más bien una reestructuración de cargos políticos.

 Primer ministro, ¿un retorno a 1976?

La novedad de la nueva reforma constitucional es que se retoman los cargos de presidente de la República y de primer ministro. Pero pese a esta reestructuración del Gobierno y del Estado, López-Levy asegura que no hay retorno a la figura de primer ministro que cumplió Fidel Castro desde 1959 hasta 1976, cuando el cargo dejó de existir.

“Con Castro el primer ministro se convirtió en la figura más importante del sistema político cubano. De hecho, cuando se produce el conflicto del verano de 1959 entre el entonces presidente, Manuel Urrutia Lleó, y el entonces primer ministro, Fidel Castro, esto termina con la salida de Urrutia, quien fue reemplazado por Osvaldo Dorticós Torrado”, explicó el académico.

Pero este no sería el caso ahora. La nueva Constitución establece que el primer ministro será propuesto a la Asamblea por el presidente electo en un plazo de tres meses. Además, el mandatario tendrá el poder de destituir al primer ministro y someter otra propuesta a votación de los diputados.