Masivos cabildos deciden resistencia civil, juicio a Evo y convocan a las FFAA a sumarse

cabildo la pazLos multitudinarios cabildos de Cochabamba y La Paz determinaron anoche resistencia civil ante una posible victoria del presidente Evo Morales con fraude electoral en los comicios del 20 de octubre. También se resolvió un juicio de responsabilidades contra el mandatario, control electoral ciudadano, abrogación de normas que destruyen el medioambiente y, en el caso de Cochabamba, se decidió convocar a las Fuerzas Armadas y la Policía para que se sumen a la ciudadanía para expulsar del Palacio a los transgresores de la Constitución y la democracia, si es que se consolida el fraude.

Los cabildos fueron convocados por organizaciones civiles, plataformas ciudadanas, colectivos y el Comité Por la Defensa de la Democracia (Conade). El de La Paz se desarrolló en la plaza San Francisco y en Cochabamba, en la plaza de las Banderas.

El cabildo paceño resolvió ocho puntos: exigir la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), desconocer la postulación ilegal de Evo Morales y Álvaro García Linera con desobediencia civil, votar únicamente por las candidaturas que cumplen con la Constitución, apoyar al sector salud en todas sus reivindicaciones.

También exigir amnistía general e irrestricta para todos los presos políticos especialmente para Franklin Gutiérrez y Sergio Pampa, ambos dirigentes de la Asociación de Productores de la Hoja de Coca (Adepcoca); abrogar leyes y decretos supremos promulgados en contra de los bosques y desmontes en la Chiquitanía; abrogar el Decreto Supremo 3738 sobre la explotación del litio en Potosí, y acusar a Evo Morales y Álvaro García Linera por traición a la patria y otros delitos con la máxima sanción, impulsando en la próxima legislatura un juicio de responsabilidades.

Las resoluciones del cabildo fueron contestadas afirmativamente por los miles de asistentes en la plaza San Francisco.

Waldo Albarracín, rector de la UMSA y dirigente de Conade, leyó las conclusiones y aseveró que este acto muestra la “voluntad del pueblo, que rechaza la dictadura”.

Catorce oradores intervinieron en este acto, la mayoría cuestionó el carácter autoritario del gobierno del MAS. Entre los que participaron estuvieron la activista feminista de Mujeres Creando, María Galindo; el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea; el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Marco Pumari, y el representante de Conade y ex defensor del pueblo Rolando Villena.

En el caso de Cochabamba, la plaza de las Banderas fue colmada de ciudadanos, en su mayoría jóvenes. La gente ocupó la plaza, unos 150 metros de El Prado y unos 30 metros a los costados. El cabildo fue dirigido por el activista Omar Sánchez.

El acto fue inaugurado con la llegada de la “Marcha de mujeres y madres por la democracia”, que partió de Confital el sábado y llegó anoche justo para el cabildo.

Los discursos fueron encendidos. La activista Ana Lucía Gabba pidió voto castigo y control electoral; mientras la dirigente del Comité Departamental de Salud (Codesa), Jhenny Cladera, aseguró que los asistentes no participan obligados ni por tickets. La galena pidió que el cabildo declare al área de salud como sector estratégico y que se destine el 10 por ciento de presupuesto a salud, a lo que los asistentes respondieron un fuerte “sí”.

La asambleísta Lizeth Beramendi pidió libertad para los perseguidos políticos, denunció que el presidente Morales “le prendió fuego al Tunari y a la Chiquitanía” y solicitó que se incorpore el pliego de Comcipo a los puntos del cabildo. Advirtió que si el TSE declara ganador a Morales con fraude, el pueblo saldrá a las calles hasta sacar al mandatario del poder.

Las resoluciones del cabildo fueron: exigir el respeto a la Constitución y que Evo Morales y Álvaro García renuncien a su candidatura; juicio de responsabilidades por ecocidio a Evo Morales; defensa del medioambiente y abrogación de leyes que permiten el chaqueo y loteamientos, y declaratoria de desastre natural.

Además se definió que el cabildo se suma a la lucha por los recursos naturales de Potosí; exigir un justo sistema tributario, la defensa de los asegurados de las cajas y que el 10 por ciento del presupuesto nacional sea invertido en salud. El cabildo también se constituyó en un control electoral ciudadano y se instó a los jurados electorales a que cumplan la Constitución y el referendo del 21F y que en cada una de las mesas den calidad de voto nulo a los sufragios que estén en la casilla del candidato ilegal.

También se decidió que, de comprobarse el fraude electoral y dar por ganador al binomio ilegal, “en cumplimiento a la CPE y la Ley Orgánica de las FFAA, sin que esto represente un acto de sedición, convocamos a las FFAA, a la Policía y todas las instituciones gubernamentales para que, junto con la población, se expulse de palacio a todas las personas que atentan contra nuestra soberanía, libertad y democracia”.