Senado paraguayo expulsa a senador oficialista que contrató a “niñera de oro”

bogadoLa Cámara Alta de Paraguay votó hoy a favor de la pérdida de investidura del senador Víctor Bogado, del gobernante Partido Colorado, que la semana pasada fue condenado a un año de cárcel en el caso de la “niñera de oro”, por pagar a través de la nómina del Congreso a la niñera para sus hijos.

El caso de la “niñera de oro”, como fue bautizado por los medios locales, es una de las banderas de grupos ciudadanos que venían realizando escraches (actos de repudio) a Bogado y a otros legisladores condenados por corrupción.

Esos grupos consideraron insuficiente la condena a Bogado, que no la cumplirá a cambio del pago de una multa económica destinada a organizaciones sociales, así como los seis meses de cárcel para Gabriela Quintana, a quien contrató como niñera.

Diversos comentaristas políticos consideran que en la votación de hoy en el Senado influyeron las movilizaciones de la ciudadanía contra la corrupción política que se vienen dando desde el pasado año.

Un total de 35 senadores, entre ellos la mayoría de los del Partido Colorado, votaron a favor de la pérdida de investidura de Bogado, afín a la corriente interna de esa formación que lidera el expresidente Horacio Cartes (2013-2018).

El senador oficialista Juan Darío Monges, afín a esa misma facción del coloradismo, fue el único que votó en contra.

Tras ser contratada a través del Congreso para ser la niñera de los hijos del parlamentario,Quintana fue luego nombrada comisionada en la Entidad Binacional Itaipú, que gestiona la central hidroeléctrica homónima que Paraguay comparte con Brasil, según las pruebas de la Fiscalía.

De acuerdo con la Fiscalía, que solicitaba cuatro años de cárcel para ambos, Bogado contrató a Quintana en 2010 con el cargo de técnico en la Cámara de Diputados, cuando él era su presidente, y le asignó un sueldo de 6.098.400 guaraníes (unos 960 dólares).

En marzo de 2013, Quintana fue transferida como asistente administrativa con otro sueldo de 8,7 millones de guaraníes (unos 1.300 dólares) a la hidroeléctrica Itaipú, de acuerdo con la Fiscalía.

Pero la investigación reflejó que un día después Bogado solicitó a Itaipú el traslado de Quintana a la Cámara de Diputados como funcionaria permanente.

El Ministerio Público aportó a la causa elementos probatorios de los delitos de estafa y cobro indebido de honorarios, pero el tribunal solo vio delito de cobro indebido y descartó el de estafa, a pesar de que “ambos hechos van concatenados”, según la Fiscalía.